| Proyecto 55


antes despuesHermanos,

Hace más de 5 años que emplacé por escrito 10 metas de mi vida y las titulé Proyecto 50. Hoy ha llegado el momento de evaluar logros y replantear lo que es necesario replantear en algo similar llamado Proyecto 55. Como explique aquella vez, esto es un concepto muy conocido por aquellos que acostumbran a tener metas en la vida y que, por consecuencia, crecen y prosperan.   La forma más eficaz de alcanzar las metas es mediante la escritura y la lectura constante de dichas metas. Concientízalas, entenderlas, cultivarlas y muy importante, luchar por ellas. Pero todo esto con la fe y la convicción de que el universo provee para aquellos que se atreven a pedir de corazón, reciben el fruto sin miramientos y agradecen al infinito por las bendiciones.

Otro punto que presenté hace un lustro fue la lógica conclusión de que: Cada persona es distinta y cada espíritu alumbra en una intensidad y dirección propia. Sin embargo, el universo tiene reglas que nos aplican a todos y hay que saberlas y jugar el juego de la existencia, de acuerdo a ellas. Utilizando una analogía con el deporte de los vuela cercas. “El que se niega a jugar con las leyes del universo, pierde por regla del terreno.”

Veamos a las metas, los resultados y los ajustes para el Proyecto 55:

  1. Ser libre. La definición de libre para mí, es vivir de acuerdo con propias convicciones. Como Facundo, pero sin acento argentino, sin guitarra y sin la Madre Teresa. Ser libre a veces conlleva reinventarse, aunque te crean loco. Ser libre es liberarse del deseo de ser libre, sabiendo lo que se quiere. Pidiéndolo, recibiéndolo y agradeciendo. (Resultados: 100% / Cambios: Ninguno)

  2. Llegar más cerca de mi centro espiritual. Dios sabe dónde yo vivo. Él sabe lo que soy y lo que pienso. Sin embargo, sigue muy misterioso conmigo. Por el momento, limpiare mi casa y abriré la puerta. (Resultados: 100% / Cambios: Continuar conectado a mi centro espiritual y avanzar cada vez más hacia esa evolución síquica que llamamos Dios. Ofrendar a los demás de esa bella experiencia y expandir la espiritualidad hasta incluir a todos, porque tan solo somos uno.)

  3. Reinventar el amor. El amor hay que reinventarlo cada cierto tiempo. Pero esta redefinición de amor debe ser mejor y más completa cada vez. Un amor que se estanca es un amor que resta. Un amor debe ser un espiral creciente que no te robe los años. (Resultados: 100% / Cambios: Reinventado está y ahora hay que seguirlo cultivando todos los días en cada intención, cada pensamiento, cada palabra y cada gesto que corresponda.)

  4. Balancear la vida de acuerdo a los propósitos del universo y los propios. De esto se han escrito tantos libros y seguimos desbalanceándonos en precarios contratos del vivir. Aquí mi meta es muy sencilla. Nada en exceso y conocerme a mí mismo. (Resultados: 100% / Cambios: Esta meta, como otras, es un camino y no un destino. Seguimos en esa dirección, pero hemos avanzado sustancialmente.)

  5. Controlar el alcohol. Fíjense que no digo dejar de beber. Esta es la primera de mis metas con resultados cuantificables. Pero esos lo voy a determinar luego. (Resultados: 33% / Cambios: He aprendido mucho en esta dirección, pero definitivamente hay mucho trabajo por hacer. Pienso que en estos próximos 5 años puedo y debo hacer cambios sustanciales para lograr esta meta tan importante.)

  6. Sexta. Publicar libros, blogs y otros formatos del pensamiento libre. (Resultados: 100% / Cambios: He logrado publicar 11 libros al momento que incluyen 6 antologías literarias, 3 libros culturales, una novela y una tesis doctoral. Escribir, publicar y compartir pensamientos sociales, filosofía y poesía se ha convertido en gran parte de lo que en verdad soy.)

  7. Séptima meta. Rebajar 35 libras. Ya lo dije y que se joda. Mi peso actual es de 244 libras. Si se mejora esta meta mejor. Pero ese es un peso que me va a costar llegar.   Pero la meta palidece ante las previas seis. (Resultados: 80% / Cambios: Este proceso de rebajar de peso es muy volátil. Mi peso actual es 217, eso es 27 libras menos de cuando comencé, pero llegué a estar casi 50 libras por debajo de mi punto de partida. Le voy a eliminar 18 libras a mi peso actual y voy a retener los logros por el resto de mi vida. ¡He decretado! Dios mediante con esta meta cuantificable y duradera.)

  8. Correr una carrera de varios kilómetros para una entidad benéfica o humanitaria. La meta siete es casi un prerrequisito de esta. (Resultados: 0% / Cambios: Esta meta queda descartada por ahora de este proyecto. Ni siquiera traté, aunque voy regularmente al gimnasio. La sustituye como meta, el abrir y extender mi práctica de hipnoterapista a un nivel que sea de un impacto significante y positivo a la sociedad. Esa es la carrera que me corresponde correr.)

  9. Bailar salsa. Pero bailarla bien. Como buen boricua, ese es mi deber. (Resultados: 20% / Cambios: Tomé clases por un año, pero zapatero a sus zapatos. Vamos a sustituir esta meta por comenzar una práctica regular de desarrollo psíquico que incluya los elementos básicos e intermedios de meditación, desarrollo de energía psíquica y aplicación de éstas hacia mí y hacia los demás, para continuar mis tareas como científico espirita, hipnoterapista y ser humano en general. Ahora sí que vamos a bailar.)

  10. Cantar una Décima. Y que valga la redundancia. Esta meta conlleva escribir el verso. Hacerlo parte de mí en su forma cantada y ofrendarlo como una décima pide. Desde el pecho y vibrando en la garganta. (Resultados: 0% / Cambios: Otra meta que ni llegué a intentar en casi 5 años de haberla formulada. Voy a substituir esta con una auto sanación que incluya hipnoanálisis, regresiones y reprogramación de algunas memorias patógenas y programas psíquicos negativos. Suena más fácil decirlo que hacerlo, pero ya me corresponde ello. Así las cantaré como me corresponde.)

Siempre es saludable revisar las metas propuestas y reevaluar honestamente los logros y las metas particulares donde nos quedamos cortos de nuestras propias expectativas. Siempre nos ayuda el pedir fuerza, buscar enfoque y luchar con consistencia para tratar de alcanzar la próxima etapa de este camino que llamamos vida. Debemos levantarnos cuantas veces sea necesario para tratar de lograr avances significativos en la crucial lucha de cada faena propuesta. Nuestras oraciones son siempre bienvenidas y no existe substituto para una actitud mental positiva. Recordemos, “A Dios rogando y con el mazo dando.”

Muy sinceramente,

César Moliné

 

Thursday the 14th. Vamos por todo mi gente - Joomla Templates